;

BLOG|CPC Seguro

¿Merece la pena repostar en gasolineras low cost?

por | Mar 16, 2022 | Consejos y Opinión, Nacional, Noticias

Con los precios de la gasolina y el gasoil en máximos históricos tras la invasión rusa de Ucrania ha vuelto a tomar importancia el debate sobre las denominadas gasolineras low cost (de bajo coste), la calidad de sus combustibles y la conveniencia de repostar en ellas o en las tradicionales abanderadas por una compañía petrolífera.

Las gasolineras de bajo coste empezaron a proliferar por la geografía española hace casi una década y hoy en día son de las más usadas por un gran número de conductores por sus precios en general más baratos que las estaciones de servicio tradicionales.

Pese a ello hay muchos mitos y dudas en torno al combustible barato, como si es malo o peor que el de las otras gasolineras, o si puede dañar el motor de tu vehículo.

Existen dos tipos de gasolineras, las tradicionales y las low cost, grupo en el que se incluyen las gasolineras de los grandes centros comerciales, con un esquema y su funcionamiento parecido estas últimas.

Diferencia

La diferencia en el precio del combustible entre una gasolinera premium, o convencional, y una low cost o de bajo coste puede oscilar alrededor de los 20 céntimos por litro, en algunos casos más y en otros menos. Parece poco, pero cuando trasladamos esta cifra a miles de litros la diferencia crece y crece. Ese es uno de los principales atractivos para el cliente.

Todo el combustible que se vende en España proviene de las mismas refinerías. En ellas el tratamiento es exactamente el mismo, siguiendo unos estándares de calidad bien definidos por las autoridades. Tras el tratamiento que se le aplica en las refinerías se distribuye a los diferentes centros logísticos de CLH (Compañía Logística de Hidrocarburos), donde se almacena en grandes depósitos y que se encargan de distribuir tanto a las grandes marcas en los que irán a repostar las distintas marcas como Cepsa, Repsol, Campsa, Shell, Galp o BP. Y también las gasolineras de bajo coste.

Por eso el combustible de las grandes marcas y el de bajo coste es exactamente el mismo. No hay ninguna diferencia. La única son los aditivos químicos que añaden algunas marcas para darle valor añadido a sus combustibles y, según nos recuerdan constantemente, mejorar la duración y el funcionamiento del motor de nuestro coche porque consiguen mantener los conductos limpios, aumentar la eficacia de la combustión o mejorar la inyección. Y eso, claro, tiene un precio que pagamos en los surtidores.

Incluso hay expertos que señalan que la diferencia de precio que suponen los aditivos no compensa porque la incidencia en alargar la vida del motor es cuestionable.

Las gasolineras de bajo coste, en general, no añaden aditivos y ofrecen a sus clientes un combustible de buena calidad, la misma que las otras, y que cumple todos los estándares legales.

Otras diferencias

Otra de las razones que abarata el combustible es que en las estaciones low cost los gastos de mantenimiento son menores porque tienen menos personal o ninguno (la mayoría son autoservicio), no hay tienda incorporada, tampoco otros servicios como túnel de lavado y el gasto en marketing y/o publicidad es inexistente. Todos estos servicios acaban repercutiendo en el coste total de la estación de servicio. La logística de las low cost es mucho menor y, por lo tanto, más barata.

También hay que desterrar el mito de que repostar en gasolineras de bajo coste precio es perjudicial para nuestro vehículo o provoca más averías. Porque debe de quedarte claro que tanto el diésel como la gasolina que sale de los centros CHL es de buena calidad y está totalmente recomendado para el vehículo.

La ausencia de gran parte de la estructura hace que las de bajo coste puedan rebajar el margen de beneficio por litro de combustible y repercutirlo al cliente. Además, la política de estas gasolineras con precios atractivos es el de atraer al máximo número de conductores posible. De esta manera, aunque el margen de beneficio sea más ajustado, se gana más dinero vendiendo más.

Al final tú eres el que decides: precio bajo sobre todo o más caro pero con aditivos y más servicios.



Tu seguro de vida

Tu Seguro de Vida 30% más barato que en el banco

Tu seguro de decesoso

El Seguro de Deceso más completo a tan solo 1,5€/mes

Tu seguro de vida hospitalización

Recibe hasta 200€ diarios en caso de hospitalización



Otras entradas de interés