Seleccionar página

BLOG|CPC Seguro

¿Qué seguro me conviene más si tengo un quad?

Jul 14, 2022

El caso de los quads es muy particular y, aunque pueda parecer que son motos con cuatro ruedas, en realidad tienen más diferencias que similitudes. A diferencia de las motocicletas, que deben estar aseguradas por su tendencia a ser consideradas como un vehículo y no como una bicicleta personal de un deportista; los quads también deben contar con una cobertura de responsabilidad civil complementaria porque mucha gente piensa que estos vehículos deben caer siempre bajo las leyes relativas a los requisitos de seguro cuando se utilizan principalmente en tierra y no en el agua (o la nieve).

¿Qué es un quad?

El vehículo de cuatro ruedas sin carrocería se llama quads, y tiene características especiales. Según la Dirección General de Tráfico (DGT) se trata de vehículos todoterreno diseñados para manejarse en terrenos abruptos como caminos de tierra o dunas de arena sin preocuparse de quedarse atascado en la hierba mojada porque no hay suficiente tracción gracias a los materiales de impermeabilización de la superficie que se utilizan en ellos cuando se construyen hoy en día

Como hemos dicho son vehículos que atesoran mala fama entre las compañías, en especial dada su singularidad de tener cuatro ruedas. En principio puede parecer que esta facultad les dota de mayor estabilidad en referencia a su seguridad pero, lejos de ser así, tienen tendencia a volcar más que las motos. Estos sucesos suelen darse sobre todo en conductores de poca experiencia, y se suman al hecho de que su uso se enmarca en circunstancias de carácter extremo. Además, no es tan sencillo de conducir como puede parecer a priori. Esto suele provocar que se asuman más riesgos de los necesarios en su manejo (con lo que eso conlleva), tales como saltos, derrapes y demás. 

Las compañías de seguros tienen en cuenta muchos factores a la hora de establecer el precio de una póliza. Uno de ellos es si están dispuestas a incluir garantías, como la asistencia en viaje en caso de que ocurra algo en tu viaje y no esté cubierto por el seguro u otros medios.

Aspectos a tener en cuenta antes de asegurar tu quad

Hay varios aspectos que debes tener en cuenta antes de decidirte a asegurar tu quad. El primero es el valor de la moto. Querrás asegurarte de que la moto está valorada en una cantidad con la que te sientas cómodo, ya que ésta será la cantidad que tendrás que pagar si te roban la moto o si ésta es total.

El segundo aspecto a tener en cuenta es el tipo de cobertura que necesita. Querrás asegurarte de que estás cubierto por cualquier daño que pueda ocurrir mientras conduces, así como por cualquier gasto médico en el que puedas incurrir como resultado de un accidente.

Por último, querrá comparar diferentes pólizas para encontrar la que ofrezca la mejor cobertura al precio más asequible. Si tiene en cuenta todos estos factores, podrá estar seguro de que obtiene el mejor seguro posible para su quad.

¿Qué incluye un seguro de quad?

El seguro de ATV es un tipo de seguro especializado que cubre el uso de vehículos todoterreno, o ATV. Los ATVs son vehículos motorizados diseñados para el uso fuera de la carretera, y se utilizan normalmente para fines de recreación o de utilidad. Aunque los ATV pueden ser muy divertidos, también conllevan algunos riesgos. Por ejemplo, los ATVs pueden estar involucrados en vuelcos, colisiones y otros accidentes. Además, los ATVs pueden causar daños a la propiedad y lesiones a los conductores y transeúntes. Por ello, el seguro de ATV está diseñado para proteger a los conductores, a sus pasajeros y a terceros de los costes financieros asociados a los accidentes y lesiones de ATV.

Las pólizas de seguro de ATV suelen incluir una cobertura de responsabilidad civil, que protege al asegurado de la responsabilidad financiera en caso de accidente. La cobertura de responsabilidad civil incluye la responsabilidad por lesiones corporales y la responsabilidad por daños a la propiedad. La responsabilidad por lesiones corporales cubre los gastos médicos de las partes lesionadas, mientras que la responsabilidad por daños a la propiedad cubre la reparación o sustitución de los bienes dañados. Además, muchas pólizas incluyen también la cobertura por colisión, que ayuda a pagar la reparación o sustitución de un vehículo asegurado en caso de accidente. Otros tipos de cobertura que pueden incluirse en una póliza de seguro de ATV son la cobertura de pagos médicos, la protección contra lesiones personales y la cobertura de motorista sin seguro o con seguro insuficiente.

Produce tu propia energía y ahorra hasta un 60% en tu factura de la luz

Plena total. Tres años sin subida de precio Garantizado

Ginecología, Fisioterapia, Psicología incluídas. Desde 12€/mes

Te puede interesar

Otras entradas de interés