Seleccionar página

BLOG|CPC Seguro

¿Qué cubre el seguro contra un incendio? ¿Es obligatorio?

Dic 24, 2021

Dentro de las posibilidades de seguro para cubrir los riesgos más frecuentes, el seguro contra incendio es uno de los más necesarios.

En nuestro país entre las causas de incendio doméstico más habituales están sartenes y pucheros olvidados sobre el fuego, cigarrillos encendidos, prendido de faldas en mesas camillas con braseros eléctricos, sobrecarga en enchufes, velas cuya llama prende cortinas a consecuencia de corrientes, y un sinfín de causas más que hacen tan necesario contratar el seguro contra incendio.

Los seguros contra incendios tienen miles de años de antigüedad y surgen en Oriente para proteger primero los templos de la destrucción de las llamas, y posteriormente para cubrir todo tipo de edificaciones, de éste modo nuestros antecesores ya pensaron en la importancia de proteger lo más costoso y necesario que puede tener un ser humano, que es su hogar, o su lugar de trabajo.

¿Pero qué es exactamente el seguro contra incendio y qué cubre?

Las compañías aseguradoras entienden por incendio la combustión con llama que se propaga entre objetos y elementos en un determinado momento.

En este sentido las aseguradoras están obligadas a entregar las indemnizaciones que correspondan y estén amparadas en cada póliza de seguro incendio, y conforme a la Ley del Contrato de seguro.

Por lo tanto habrá que tener en cuenta qué capitales están amparados en cada contrato de seguro contra incendio, y por qué conceptos, es decir si incluye solo continente, o continente y contenido, dentro del lugar descrito en la póliza de seguro.

También hay que saber que no están cubiertas todas las situaciones que pueden causar el origen de un incendio.

Las compañías aseguradoras deben indemnizar los siguientes supuestos:

  • 🔥 Cuando el incendio tiene su origen por negligencia involuntaria del asegurado o de las personas de las que este responde civilmente, aunque no se suelen cubrir determinados supuestos como incendio originado por una plancha o una chimenea.
  • 🔥 El seguro de incendio indemniza al asegurado cuando el incendio es provocado por un pirómano.
  • 🔥 Cuando se produce el incendio por causa fortuita y accidental, como puede ser la malquerencia de extraños, caída de rayo, sobrecarga de una toma de corriente, tumultos y revueltas, huelgas, vandalismo o terrorismo, caída de aeronaves, impacto de vehículos terrestres, y sus consecuencias directas o indirectas.

Sin embargo cuando el incendio se produce de una forma intencionada por parte del asegurado directa o indirectamente, las compañías de seguros no indemnizarán con ningún tipo de suma, por existir culpa grave o dolo.

Coberturas del seguro contra incendio

Los seguros contraincendios cubren además de las pérdidas materiales y daños directamente producidos por el fuego, los que se derivan de su extinción, pero es importante recordar que existe una distinción fundamental dependiendo exactamente del alcance de la cobertura de tal manera que todo lo realmente importante quede incluido en la póliza.

  • La cobertura de continente cubrirá con el límite de capitales pactados en cada póliza de seguro los daños provocados por el incendio sobre la edificación e instalaciones anexas incluidas, por lo que es importante definir correctamente que es lo que se quiere asegurar a la hora de perfeccionar el contrato de seguro incendio.

De éste modo se puede incluir la edificación principal, garajes anexos, casetas de herramientas, jardines, u otros que se encuentren dentro del recinto de la edificación principal y misma dirección.

La cobertura contra incendios incluye la reconstrucción de la vivienda, o cobrar el importe del capital asegurado para el continente, en función de los daños sufridos y gastos que conlleve la primera opción.

  • En la cobertura de contenido se incluyen todos los elementos del mobiliario, objetos y enseres que se encuentran dentro de la edificación y que se deseen asegurar con el seguro de incendio.

Por tanto es importante especificar si también están cubiertos objetos como equipos informáticos, u otros enseres de valor funcional y económico.

Las joyas, obras de arte, dinero efectivo y otros objetos de valor especial, generalmente no quedan cubiertos salvo que la póliza tenga un capital genérico para cubrir un determinado importe, o que sean declarados y valorados de forma individual incluyendo esta información de forma específica en el contrato de seguro contra incendio.

Tampoco quedarán cubiertos por el seguro el mobiliario y enseres trasladados o durante su desplazamiento, salvo que se haya comunicado a la aseguradora previamente, y este extremo haya sido aceptado por la misma.

A modo de resumen, el contrato de seguro contra incendio cubrirá de forma general los daños producidos por incendio en los enseres domésticos y mobiliario ordinario tanto del asegurado como de las personas que con el convivan, en los supuestos mencionados en el apartado anterior.

Es fundamental estudiar que se desea cubrir específicamente para no caer en un infra seguro que no responderá de la reposición o indemnización de objetos o elementos importantes en caso de siniestro, ni en la posibilidad contraria de asegurar por encima de las necesidades reales, aumentando con ello el importe de la prima.

Dentro de los servicios que pueden estar incluidos en el caso de sufrir un siniestro, algunos seguros contra incendios pueden cubrir:

  • Costes para el realojamiento temporal mientras se reestablecen las condiciones de habitabilidad necesarias en el lugar siniestrado.
  • Cobertura de pérdidas de alquileres, para el caso de que se produzcan siniestros en inmuebles arrendados.

¿Es obligatorio el seguro contra incendios en España?

  • Seguro comunidades

En principio no existe obligatoriedad general de contratar este tipo de seguro a nivel particular, aunque en el caso de las comunidades de vecinos, si existe normativa a nivel autonómico en algunas provincias, que obligan a disponer de un seguro contra incendio y para daños a terceros.

  • Seguros de hogar

Las pólizas multirriesgo de hogar siempre incluyen este tipo de seguro de incendio, tan necesario para que sus clientes siempre puedan contar con algo tan fundamental como un techo bajo el que vivir en el peor de los casos.

Por otro lado, es muy habitual que cuando existe un crédito hipotecario sobre la vivienda, el banco exija a su cliente la contratación de una póliza de seguro contra incendio para garantizarse la recuperación de una inversión más o menos cuantiosa.

  • Seguro de alquiler

En el caso de viviendas arrendadas a inquilinos, es una cuestión de sentido común asegurar los riesgos que no pueden ser controlados directamente por el propietario, al hacer uso de la casa personas distintas a él.

Dependiendo del tipo de contrato de mayor o menor duración, se pueden o bien cambiar las condiciones del seguro propio, o exigir al inquilino que contrate un seguro de incendio aparte, para cubrir sus posibles responsabilidades.

  • Seguros para empresas

Dentro del ámbito industrial y empresarial, resulta obvia la necesidad de garantizar la supervivencia de instalaciones, información y equipamiento imprescindible para generar la fuente de ingresos, por lo que es más que recomendable contar con una adecuada cobertura de seguros contra incendios.

En este caso las aseguradoras exigen una serie de medidas a las empresas a la hora de contratar seguros contra incendios, que dependen del tipo de edificación, y más especialmente de las actividades productivas que en ellas se realicen.

De este modo por ejemplo dentro de la seguridad contra incendios en establecimientos industriales, se exige que la edificación de naves sea sólida y esté realizada con paredes de ladrillo,  o similares, techos y pisos que no faciliten la propagación del fuego, y cumplan la normativa tanto de edificación como para la actividad que en ellos se desempeña.

También se exige contar con los equipos de seguridad contra incendios y extinción, que sean obligatorios para cada sector.

Las compañías pueden rechazar las solicitudes de seguro incendio, cuando se trata de empresas que desarrollan actividades de alto riesgo por explosión o combustión.

¿Cómo se perciben las indemnizaciones de un seguro contra incendio?

A la hora de recibir una indemnización por siniestro por incendio, las aseguradoras peritarán para establecer un valor de reposición o compensación, estableciendo una prorrata sobre la suma asegurada cuando no se produce una pérdida total de los bienes asegurados.

En este sentido, es muy importante ir revalorizando cada cierto tiempo las sumas aseguradas en cada contrato de seguro contra incendio, para evitar la depreciación del capital contratado.

Para finalizar, volvemos a recordar que el fuego es uno de los riesgos más frecuentes que año tras año afectan a nuestro país, especialmente durante la época más calurosa del año con el incendio de grandes masas forestales que afectan de forma grave a poblaciones completas.

También durante el más crudo invierno por los accidentes domésticos provocados por enchufes y otros aparatos de calefacción.

Por eso contratando el seguro contra incendio garantizas desde este momento una protección fundamental a la hora de que tu casa o negocio puedan llegar a ser pasto de las llamas.

Produce tu propia energía y ahorra hasta un 60% en tu factura de la luz

Plena total. Tres años sin subida de precio Garantizado

Ginecología, Fisioterapia, Psicología incluídas. Desde 12€/mes

Te puede interesar

Otras entradas de interés