Seleccionar página

BLOG|CPC Seguro

Los 5 accidentes en el hogar más comunes y cómo protegerte ante ellos

Dic 30, 2021

En teoría todos nos sentimos muy seguros en nuestras casas, bajo el concepto de protección frente a la climatología, las miradas de extraños, el resguardo de nuestras cosas, y a la hora de dormir tranquilamente, sin embargo, los accidentes en el hogar son muy frecuentes.

Instalaciones potencialmente peligrosas y actividades cotidianas realizadas de forma automatizada hacen que en muchas ocasiones no se ponga el cuidado suficiente, desencadenando accidentes en el hogar con consecuencias que en muchos casos pueden revestir una importante gravedad, o incluso situaciones irreversibles.

Quemaduras, incendio y explosión

Las quemaduras son la primera causa de accidentes en el hogar en nuestro país, y en este capítulo incluimos desde las típicas quemaduras por aceite hirviendo mientras se está cocinando, como las producidas por la caída de cazuelas con contenidos a altas temperaturas, o, las generadas por una mala regulación del agua sanitaria.

Así que a la hora de evitar accidentes en casa, hay que utilizar manoplas para proteger las manos del contacto directo con bandejas de horno, y asas de cazuelas calientes.

También hay que vigilar el entorno en la cocina para evitar resbalar, tropezar y derramar contenidos calientes al trasladar de un lugar a otro, asiendo siempre con las dos manos, y manteniendo fuera de la zona de peligro a niños y mascotas, mientras se está cocinando.

Dentro de la prevención de accidentes en el hogar, hay que prestar especial atención a chimeneas, estufas de gas, placas vitrocerámicas, y radiadores.

Para evitar accidentes en casa, hay que utilizar las medidas de protección adecuadas instalando puertas para chimeneas, cubre radiadores, y evitando la proximidad de niños y mascotas cuando se conecta una estufa de gas.

Este mismo consejo también es útil a la hora de utilizar máquinas de limpieza a vapor, o planchas de ropa.

La familiaridad con la que utilizamos este tipo de electrodomésticos, no nos debe hacer bajar la guardia en ningún momento, para evitar este tipo de accidentes en el hogar.

Por último, está el peor de los escenarios posibles que va desde la intoxicación por inhalación de humo en un incendio, pasando por quemaduras de distintas consideración o fallecimiento, y otro de los peores accidentes en el hogar que es la explosión, cuyo origen puede estar en el mismo incendio, por instalaciones deficientemente conservadas, o errores humanos.

Dentro de la prevención de accidentes en el hogar con graves siniestros, hay que vigilar siempre los focos de llama, manteniendo apartados todo tipo de materiales inflamables como papel, tejidos, madera, u otros.

Asegurarse siempre de apagar placas eléctricas, estufas, braseros, velas, o cualquier fuente de calor, antes de ir a dormir, o salir a la calle, para evitar accidentes en casa.

Para evitar accidentes en el hogar, es fundamental realizar las revisiones y reparaciones necesarias de instalaciones de gas, electricidad, dispositivos, mecanismos y maquinaria, sustituyendo los aparatos cuando resulten obsoletos o peligrosos.

Una conducción eléctrica deficiente, por ejemplo, puede causar un incendio, e igual sucede con una instalación averiada de gas, en cuyo caso una chispa puede provocar directamente una explosión.

Accidentes eléctricos

Aunque todos los adultos sabemos el peligro que entraña la electricidad, esta también genera una gran cantidad de accidentes en el hogar.

La manipulación de electrodomésticos en lugares con alta humedad y sin la correspondiente toma a tierra, manos mojadas, o incluso trabajar en la instalación de lámparas y pequeñas chapuzas, produce una importante cantidad de accidentes en el hogar.

Para evitar estos peligros accidentes domésticos, hay que revisar y sustituir los electrodomésticos con cables defectuosos, mantener las instalaciones correctamente, y dejar en manos expertas la colocación de enchufes, lámparas, y conexiones de cables.

Cuando hay niños pequeños en la casa, también hay que utilizar protectores de enchufes y vigilar que siempre estén puestos cuando no hay equipos conectados.

Deslizamientos y caídas

Es otra de los riesgos más habituales de accidentes en el hogar, por ello es muy importante no confiarse con los suelos mojados, mantener el orden en la casa, y evitar objetos y obstáculos que pueden generar traspiés y caídas.

Otra fuente de accidentes en el hogar por caídas consiste en utilizar el mobiliario o elementos superpuestos para alcanzar objetos en altura, y por ello es fundamental contar con la escalera adecuada con suficientes peldaños y agarre al suelo.

También hay que tener especial cuidado con dejar al alcance de los más pequeños el acceso a terrazas y ventanas en altura, para evitar que con su curiosidad natural puedan precipitarse al vacío, que es uno de los peores accidentes domésticos, que cada cierto tiempo se comenta en las noticias.

Por último, hay que vigilar siempre la bajada y subida de escaleras sin confiarse por la rutina, para evitar estos accidentes domésticos.

Accidentes con cortes y heridas

Rotura de platos y vasos que se deslizan de las manos mientras se están fregando, o en su traslado, provocando cortes en manos o pies es otro de los típicos accidentes en el hogar, junto con los cortes provocados por la manipulación de cuchillos u otras herramientas.

Hay que usar el sentido común, y evitar la sobreexposición, prestando atención a lo que se tiene entre las manos, y manteniendo alejado de los niños elementos punzantes, o cortantes.

Accidentes por ahogamiento o asfixia

El baño es un punto de alto riesgo, por los habituales accidentes en la bañera y la ducha, y por ello, no es recomendable cerrarse por dentro, para ser más rápidamente atendido ante posibles caídas.

Si vives solo ten siempre a mano el móvil mientras te duchas para poder pedir socorro en el caso de sufrir una caída.

Si tienes niños, nunca los dejes solos en la bañera, para evitar este tipo de accidentes en el hogar.

Utiliza superficies antideslizantes dentro y fuera de la zona de baño, y presta especial atención si tienes piscina.

En cuánto a la asfixia, la causa más frecuente de estos tipos de accidentes domésticos en adultos, es consecuencia de la ingestión de alimentos que se quedan atrancados impidiendo respirar, mientras que en los niños habitualmente tienen su causa en la introducción de pequeños objetos.

Para evitar este tipo de accidentes en el hogar, hay que cortar suficientemente los alimentos, y masticar el tiempo necesario, comiendo con tranquilidad.

En el caso de los niños pequeños, hay que saber que, durante los primeros años de vida, la curiosidad hace que muchos peques se introduzcan pequeños objetos en la boca que pueden llegar a tragar accidentalmente, por lo que la mejor manera de evitar accidentes en el hogar, es eliminar de su alcance todo lo que pueda ser sospechoso.

Produce tu propia energía y ahorra hasta un 60% en tu factura de la luz

Plena total. Tres años sin subida de precio Garantizado

Ginecología, Fisioterapia, Psicología incluídas. Desde 12€/mes

Te puede interesar

Otras entradas de interés