Gracias a la nueva ley hipotecaria, ya no estamos...